15 feb. 2015

Guía de la Gloria del Héroe de Draenor

En la entrada de hoy, os explicaré cómo conseguir el logro de la Gloria del Héroe de Draenor. La mayoría de logros son sencillos yendo con un grupo coordinado.  En un par de tardes os podréis hacer con esta preciosa montura.




  • Héroe de Mazmorra de Draenor: completa todas las mazmorras heroicas de Draenor.
  • Minas Machacasangre
    • Ven conmigo, si quieres vivir: tendrás que rescatar a Croman el Bárbaro. Para ello, has de matar primero a Crushto (a la derecha) y hablar con Croman, que se encuentra al fondo de la sala, haciendo girar un molino (pobre esclavo). Croman seguirá a la persona que hable con él hasta el final de la instancia. Para completar este logro, la persona en cuestión tiene que no morir en ningún momento, y tampoco dejar morir a Croman (aunque no suele ser complicado). Simplemente hay que terminar la mazmorra y, además del logro, obtendréis a Croman que es un seguidor en la Ciudadela.
    • Una ofrenda de tierra y fuego:tienes que derrotar al segundo boss, Magmolatus, sin matar a los dos adds que aparecen. Son dos elementales que hacen bastante daño, por lo que una vez que aparezcan, interesa acabar con el boss lo más rápido posible. Se pueden enraízar para evitar el daño a melé. 
    • Escoriasis: hay que derrotar a Gug'rokk sin matar a ninguno de los pequeños adds que este invoca. Por tanto, focus con heroísmo/ansia de sangre al boss. Los adds se deben enraízar y ralentizar para evitar que alcancen la forja y exploten.
  • Puerto de Hierro 
    • Militarista y expansionista : antes del primer boss, Nok'gar, hay 3 npcs: Olugar, Gwarnok y Druna. Tenemos que limpiar la zona que está antes de Nok'gar sin matarles (saliendo de la mazmorra para resetearlos si es necesario). Posteriormente, pullearemos el boss y le bajaremos la vida a un 20% aproximadamente. En este momento, pullearemos también a los 3 npc's mencionados y usaremos todos nuestros CD's para acabar con el boss. Es un momento delicado porque hay mucho daño.
    • Puntualísimo: para hacer este logro, tenemos que matar a los 4 gronns que hay en la gran sala después del primer boss con una sola estrella de hierro. Tenemos que usar la estrella más lejana (pegada a la pared del fondo) y hacerla pasar por el hueco que hay entre unos obstáculos a la altura del tercer gronn. Tenemos que esperar a que estén los 4 gronns más o menos alineados y disparar la estrella.
    • ¡A cubierto!: en el último boss, tenemos que terminar el encuentro sin recibir daño de la Tromba de Cañón y de la Explosión de Humo.  En cuanto podamos movernos tras el knockback, nos escondemos tras las cajas de la derecha. Tenemos que mirar el casteo del boss, pues es cuando es seguro moverse. Una vez que canaliza el hechizo, caerán bombas por todas partes y tenemos que escondernos tras las cajas. Iremos avanzando desde las primeras cajas de la derecha hacia las de la izquierda, luego las rodearemos, y finalmente avanzaremos hacia el boss. Para evitar la Explosión de Humo, tenemos que movernos rápido del fondo del barco: no podemos quedarnos parados en las primeras cajas mucho tiempo.
  •  Trecho Celestial
    • Listo para asaltar IV: en el primer encuentro de esta mazmorra, tienes que matar al boss sin recibir daño de las habilidades del boss: Cuchilla giratoria, Muro de viento, Cuatro vientos, Destello luminoso. Es un logro individual (aunque otros fallen si tu lo haces bien, lo conseguirás). Simplemente hay que esquivar todo.
    • He visto la luz: en el encuentro contra Rukhran, teneis que hacer que tres cenizas del suelo spawneen adds a la vez. La forma más fácil es kitear los adds alrededor del pilar e ir matándolos de forma que las cenizas queden cerca. Cuando estén a menos de 5 m entre sí y el boss use su hechizo para "resucitarles", aparecerán 3 a la vez. Luego tenéis que matar al boss para que salte el logro. 
    • Magnieficiencia: antes de enfrentarse al último boss, teneis que asomaros a la plataforma en la que está. A la derecha del todo, hacia abajo, hay otra plataforma. En ella, un add mecánico está "inactivo". Para activarlo, hay que hacer pasar el Destello Luminoso del boss por encima de él. Para esto, uno de los jugadores tendrá que saltar a la plataforma mientras que los demás empiezan el boss. Cuando el rayo le seleccione, le hará pasar por encima del add para que se active. Desgraciadamente, no podrá matarle solo, así que toda la party tendrá que bajar a ayudarle. Podéis tiraros con el boss o bien morirse y volver andando a junto del add (una vez activo, no se desactiva aunque os muráis). Ojo! Si no estás a rango cuando el add se muere, no te llevarás el logro, así que ojo con liberar espíritu si está a punto de morir. 
    • Monomanía: tenéis que derrotar al último boss de la instancia sin matar a los adds que invoca. Se trata de unos robots que le ponen un escudo, que es un casteo que simplemente habrá que interrumpir. Les ignoráis y matáis al boss de forma normal.
  •  Terminal Malavía 
    • Por eso no podemos tener cosas bonitas: en la sala del primer encuentro hay 4 cofres que tenéis que destrozar utilizando la carga del Bruto. Simplemente, obligarle a cargar a donde está el cofre. Es mejor hacer esto poco a poco, ya que también tendréis que obligar a bajar al goblin que está disparando desde las cajas para que no os haga demasiado daño.
    • No tenían billete: en el segundo encuentro, tenéis que tirar por la borda a 20 adds. Lo más fácil es empujarlos con un chamán elemental o un druida equilibrio.
  • Cumbre de Roca Negra Superior
    • Imanes, ¿cómo funcionan?: en este boss hay que evitar que castee más de dos veces la interfase, ya que en cada una de ellas lanzará el hechizo en cuestión una vez por conducto activo (2 conductos en la primera interfase, 4 en la segunda...). En la segunda interfase hay que desactivar los conductos instantáneamente y evitar que vuelva a entrar en una tercera interfase, ya que no podremos desactivar los 6 conductos que habrá.
    •  ¿Leeeeeeeeeeeeeroy...?: tras el segundo boss, teneis que resucitar a Leeroy que está en el suelo. Empezará un contador, el cual os limita el tiempo para limpiar la instancia. Básicamente, tenéis que limpiar todos los pulls que hay en la zona hasta antes del cuarto boss (el dragón), incluyendo el tercer boss y los dragoncitos que hay en las jaulas. Tenéis que matar también al mini-boss opcional que hay en la sala de la derecha, justo antes del cuarto boss. Una vez que termine el contador, Leeroy vendrá corriendo a dicha zona, porque ha perdido sus hombreras (de priest, por cierto), allí. Si hemos dejado pulls vivos, los agreará y se morirá. Hay que esperar a que llegue para continuar la instancia. Este logro nos dará también a Leeroy como seguidor.
    • Pongamos agua de por medio: en el cuarto boss, teneis que matar 20 dragones pequeños en menos de 10 segundos. Los dragones solo los invoca de 10 en 10 en la interfase. En la primera interfase, no los podéis matar, si no que tenéis que aguantarlos hasta la segunda. Una vez que los tengáis todos, los bajáis rápidamente a áreas para que mueran a la vez.
    •  ¿Faucedraco? ¡Más bien Muertedraco!: en el último jefe de la mazmorra, hay 8 dragones que a partir de la interfase bajarán de vez en cuando a tirarnos una llamarada de fuego. Tenemos que matar 5 de ellos. Es recomendable marcarlos para saber cuáles tenemos que matar e ir haciéndoles DPS de forma alterna (uno si, uno no) cada vez que bajen. Esto alarga el boss muchísimo, así que hay que esquivar las llamaradas de fuego lo más posible puesto que al final el healer tendrá problemas de maná.
  • El Vergel Eterno
    •  Gestión hidráulica: el tank tendrá que llevarse al boss lo más lejos posible del lago, y los DPS tendrán que matar a todos los globos que salen de éste, evitando que lleguen al jefe.
    •  Segador de malas hierbas: en el encuentro contra el último boss, tenemos que evitar que los magos del Kirin Tor que nos asisten se mueran. Para ello, hay que librarles del Enredo que les stunea y también evitar que el cono frontal del boss les alcance más de una vez (por ejemplo, girando el boss cada vez que lo haga, o buscando algún sitio donde no haya magos).
  •  Cementerio de Sombraluna
    • ¿Cuál es tu signo?: en este logro, tendréis que pisar los signos que hay en el suelo alrededor de la sala que no se iluminan. Es decir, cuando el jefe entra en la interfase, una de cada 3 runas se iluminarán. Teneis que pisar las otras dos. Siempre siguen el patrón 1-2-1-2, así que aunque solo veáis las iluminadas por unos instantes, podéis acordaros de su posición y hacerlo poco a poco. Al pisar las runas, recibes daño. Para que sea más fácil y no morir en el intento, podéis usar los escudos que las Lunas del siguiente círculo del suelo os ponen. Por último, tenéis que pisar todas las runas mencionadas y matar al boss inmediatamente sin que haga otra fase. Por ello, lo mejor es bajarle la vida bastante, y luego ejecutar los requerimientos.
    • Te pique lo que te pique: tras el segundo boss, el tanque comenzará a coger todas las arañas que hay, y las llevará hasta el tercer boss, sin matar a ninguna. Es recomendable llevar para esto 2 tanques o 2 healers. El número de arañitas es bastante justo, así que es importante que no se mueran. El tercer boss las aspirará al hacer una de sus habilidades, y así se obtendrá el logro.
    •  Almas de los perdidos: en este boss simplemente tenéis que matar a dos de los esqueletos del muro simultáneamente, y después derrotar al jefe.
  • Auchindoun
    •  Más dura será la caída: en el segundo boss, hay que acumular 12 adds de los que invoca periódicamente, y matarlos todos a la vez en menos de tres segundos. El daño en el tanque puede ser considerable, y por ello es quizás conveniente que un DPS offtankee o incluso se ponga de tanque.
Otros logros, no requeridos para el Glory:
  • El Vergel Eterno
    • Que ardan, ardan y ardan: en el encuentro contra Sol, evita que el boss cambie de la fase de fuego. Los DPS estarán cerca para que las flores de fuego que castea se hallen próximas entre sí. Una vez que haya 5 flores, simplemente se saltarán rápidamente todos los anillos para obtener el logro.
  • Auchindoun
    • Almas de demonio: en el encuentro contra Azzazel, hay que derrotarle sin matar a ninguno de los demonios que invoca. Hay tres tipos de demonios: los pequeños imps, que son de color sosa y te desorientan y hacen daño si te pones cerca, los medianos, son violeta y castean bolazos a todos el mundo, y un guardia vil, que ha de ser tankeado. No se mata a ninguno. Se esquivan los pequeños para evitar el daño, los medianos pueden CCarse (cazador o brujo, por ejemplo), e interrumpirse sus casteos, y el grande ha de ser tankeado. Interesa matar al boss rapidísimamente.
    • ¡Tú la llevas!: para obtener este logro, tenemos que matar al último boss llevando el debuff Cortina de llamas del anterior boss. Este debuff hace daño a un jugador y salta a los otros que estén cerca. Hay que mantenerlo todo el rato en algún miembro de la party, lo que va a hacer que el healer esté constantemente curando. Además, cuando cojáis el primer "ascensor" para llegar al último boss, aseguraos de que tenéis algún bufo al máximo de duración, o podría desaparecer mientras os traslada. Es recomendable pasarse el debuff entre 3 para evitar que se vaya si expira a la vez por casualidad en dos personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario